martes, 5 de agosto de 2014

PUES SÍ, ES UN GENOCIDIO



Múltiples y variados medios de comunicación pregonan en sus titulares que Javier Bardem y Penélope Cruz "se han retractado" de haber estampado (es un decir) su firma en un manifiesto en el que se expresa que lo que está haciendo el ejército de Israel en Gaza es un genocidio. Si no nos limitamos a los titulares y empezamos a leer la noticia -sí, ya sé que da pereza- vemos que en realidad lo que se afirma es que Bardem y Cruz dicen que ellos no son en absoluto antisemitas, que se les ha interpretado mal y que lo que quieren decir es que las guerras son muy feas; la señora Cruz añade además, al parecer, que ella "no es experta en estos temas".

A ver, centrémonos. Para empezar, estoy convencido (me puedo equivocar, claro) de que estos señores firmaron el susodicho manifiesto porque les dio la gana. También estoy más que convencido (y también me puedo equivocar, claro) de que estos señores no son precisamente analfabetos funcionales, de que tienen una cierta cultura y de que habían leído y entendido perfectamente lo que se exponía en el manifiesto. Probablemente, después de constatar la reacción destilada por una nutrida representación de descerebrados, en referencia a su acto de firmar, el señor Bardem y la señora Cruz se creyeron en la necesidad de, a su vez, responder a tal reacción.

Francamente, opino que no era necesario intentar aclarar con un inútil exceso de líneas que ellos 'no son antisemitas y que lo que querían decir es que esto de las guerras está mal'. Con decir "No somos antisemitas y si no quieres entender lo que estamos diciendo, vete al guano" ya es suficiente. Es más breve, más fácil de comprender para la mayoría de los mortales, y sigue siendo imposible de descifrar por parte de los descerebrados a quienes nos estamos refiriendo, precisamente a causa de su acusadísima y lamentable escasez de neuronas.

En cuanto a la señora Cruz, tampoco era necesario que explicara que "no es experta" en estos temas. Soltar una excusa así, ante quien sea, cuando se está asesinando indiscriminadamente (he perdido la cuenta de los niños muertos, por ejemplo) es sencillamente repugnante. Señora Cruz, permitame que desde este blog le diga lo siguiente: comprendo perfectamente que usted haga lo que crea que es más conveniente para salvaguardar sus intereses y su carrera, pero váyase mucho a la mierda.

Y ahora sigamos esforzándonos en centrarnos: Sí, lo que hace el ejército de Israel en la Franja de Gaza es un Genocidio. Y punto.

No estoy hablando de los israelíes, ni siquiera de los soldados; estoy hablando del gobierno de Israel; de los mandos militares; de los ultraortodoxos; de los funcionarios diplomáticos israelíes en cualquier parte del mundo, tan eficientes ellos a la hora de etiquetar de antisemita, con un entusiasmo más que llamativo, a todo aquel que no se trague sus mentiras y sus crímenes ...

Sí, es un Genocidio. Y punto. Y no me molestaré en perder el tiempo en procurar dejar claro "por sí acaso" que no soy antisemita. Piensen ustedes lo que quieran, me da igual. Los que no me dan igual son los niños y no tan niños que veo cada día en las noticias de los periódicos y la televisión; los vivos y los muertos.

Sí, es un Genocidio. Y punto. Y ni se me ocurrirá decir que "las guerras son muy feas y lo que hay que hacer es procurar que los responsables de ambos bandos se sienten a dialogar" como si se tratara de una situación equilibrada y "ambos bandos" (menuda mierda de expresión) fueran comparables. En el momento de escribir esta entrada el recuento va, más o menos, por unos setenta israelíes muertos y unos mil ochocientos palestinos muertos. No creo necesario referirme a las cifras de heridos y expulsados definitivos de sus casas. Por mi, y por lo que se refiere a este tema, quien tenga la ocurrencia de mencionar palabrejas tales como “equilibrio” o “equiparación” se puede ir mucho al infierno (si los admiten).

Ah, y no sé si lo he dicho antes, pero por si acaso lo digo ahora: Sí, es un Genocidio. Y punto.



 

No hay comentarios:

Publicar un comentario